MIS AMIGOS

domingo, 25 de enero de 2015

 

Al Hombre que me dio la vida mi Padre del Alma:

Han pasado ya varios años desde que cerraste los ojos en mis brazos, con una sonrisa que iluminaba toda tu cara, en esa habitación del Hospital, pero no ha pasado un solo día que no me acuerde de ti, que te sienta a mi lado, que sienta aún tu olor, que sienta tu presencia, a veces te siento a mi lado y tengo que mirar hacia tras para ver que no estás, es como si me corriera una bocanada de aire fresco.
Te fuiste muy joven, cuando más podías disfrutar de tus nietas que te adoraban, aún hoy te recuerdan con un amor y un cariño inmenso que el tiempo nunca podrá arrebatar.
Fuiste un ejemplo de hijo, marido, padre y abuelo, no he conocido a nadie que no te haya conocido a ti y no me hable de lo buena persona que eras..
Para mi has sido y serás el referente de hombre que yo quiero en mi vida, aunque tú sabes que no he tenido suerte, pero sé que algún día la tendré, y buscare el hombre que me merezco que es como tú.
Has sido y serás mi amor eterno hasta el día en que nos volvamos a encontrar de nuevo, juntos para no separarnos nunca más, para escuchar tus consejos, para fumarnos ese cigarrillo a escondidas que el médico no te dejaba, para charlar y contarte mis penas y alegrías, pero sobre todo para estar a tu lado…..
Te he querido, te quiero y te querré toda mi vida con toda mi alma.
Tu hija Rosa