MIS AMIGOS

martes, 1 de junio de 2010

A MI ROSA HERMOSA






(Si quieres leer el poema con música, enciende el reproductor)


Con el paso del tiempo,
he acabado convirtiéndome en
una gran experta en Jardines del
Corazón, pues pronto me di cuenta de
que, si cultivas con infinito amor un pequeño
rincón de lindas flores allí donde late tu vida
y le dedicas lo que le dedicarías a tu
ser más querido, tienes grandes
posibilidades haber hallado
la fuente de la felicidad
y la alegría…





El mío empezó siendo
realmente pequeño, pero gracias
al amor que me devuelve la vida al ser
una generosa y constante amante -¡amo todo
y a todos! ¿qué le voy a hacer, si mi loco corazón
no sabe más que querer?-, poco a poco vi con la
emocionada ilusión de una niña cómo mi pequeño
Jardín se iba llenando de las más divinas flores,
de bellísimos colores y aromas indescriptibles,
y de los árboles más altos y fuertes y con
el más tupido follaje, que, seguro, buena
sombra darían en verano, en las
horas en las que el calor
más aprieta…





Sin embargo, un día descubrí
que había nacido en mi Jardín una
Rosa Especial, y me atrevo a decir que
era la más Bella y Hermosa de entre todas
las clases de flores conocidas, una Rosa
cuyos colores eran tan
preciosos
que estoy segura que
jamás
han podido ser vistos en

este mundo…




Tiene mi Rosa pétalos
de terciopelo y seda, y cuando los
acaricio con amorosa ternura, su suavidad
hace que mi corazón se estremezca y palpite
como queriendo salirse de mi pecho, y siento
entonces en mi alma que quiero a esa Rosa,
no como a una simple flor, sino como a una
verdadera amiga que merece de mí
todo el cuidado que pueda darle
y mi más profundo amor…





Mi Rosa Hermosa emana
una fragancia intensa pero suave
a la vez, de esas que nunca puedes olvidar…
De hecho, es un perfume tan único y especial,
que, ya en la distancia, soy capaz de percibir su
aroma y ¡hasta de distinguirlo del resto de los aromas
de cualquiera de las flores de mi Jardín! Y es que el perfume
de mi Rosa te envuelve suavemente, te abraza cariñosamente
y te acompaña, como si no quisiera que te fueras,
hasta
mucho tiempo después de haber dejado de verla…

Y es que pareciera que ella también quiere
decirme “Mi dulce
Jardinera, yo te
considero amiga por igual, por
el cariño y el amor con el que me tratas”…





Es cierto que muchos
de los que conocen a mi Rosa Bella
la critican por haber permitido que crecieran
entre sus tallos duras espinas que pueden herir,
¡y hasta hacer sangrar!, a cualquiera que pretenda cortarla
y llevársela de mi Jardín para disfrutarla a solas… Y,
muy enfadados, dicen que una Rosa con espinas
que pueden hacer heridas jamás podrá ser
considerada una hermosa flor…





Pero yo la quiero más aún por eso,
y más bella todavía me parece, porque
sus espinas sólo son dañinas con quien, de mala fe,
se acerque a ella con para intentar robarla y alejarla de
su
hogar… Pero si la tratas con la ternura y el cariño con
el
que yo lo hago, evitando con sumo cuidado las
espinas de sus tallos, sé a ciencia cierta
que sus púas jamás me harán
ningún daño…





Todos los días de mi vida,
cuido con amoroso esmero el Jardín
de mi Corazón, pero he de reconocer que es
a mi Rosa Primorosa a la que riego con más amor,
y a la más protejo de los vientos que pudieran robarle
sus pétalos de terciopelo y seda, así como del mal clima
que pudiera
tronchar sus tallos y matarla para siempre…
Porque sé
que, al cuidarla con todo el cariño que
siento
por ella, mi Rosa Hermosa crecerá
más fuerte y más Preciosa…




Y hasta la gente desconocida
nota que en mi Rosa Bella hay algo
especial, porque, al verla tan hermosa y
resplandeciente, siempre piensan que esa flor
ha debido caer del cielo… Pero, aún así, es habitual
que me
pregunten por qué estoy tan pendiente de
ella y por qué
la cuido tanto… Y la razón es simple…
Porque cuando una
persona tiene una amiga de
verdad, cada día
al lado de ella, y en su
corazón,
desea estar...


Y entonces la gente,
al verme tan feliz y sonriente, saben
que la Rosa más Linda de mi Jardín es una
de mis mejores y verdaderas amigas… Y mientras
tanto,
a veces lloro de emoción y, mirando al cielo,
le doy gracias Dios por haber puesto a mi
Rosa Hermosa en mi camino, y por
permitir que ella sienta por mí
lo mismo que yo siento
por ella…





Safe Creative #1005306452507





TEXTO INTEGRO QUE ME HA DEDICADA UNA VERDADERA AMIGA,  LA CUAL SIEMPRE ESTA EN MI CORAZÓN Y EN MI VIDA Y QUERIA COMPARTIRLO CON TODOS VOSOTROS.
GRACIAS CORAZÓN Y PLUMA ES IGUAL DE HERMOSO QUE TU CORAZÓN.
Un besito Rosa