MIS AMIGOS

martes, 20 de octubre de 2009

EXTREMADURA TIERRA MADRE







EXTREMADURA TIERRA MADRE

Extremadura es una apasionante soledad,
soledad rumorosa de campos y de pueblos
con olor a pan recién horneado.
Soledad de encinares antiguos
que guardan la sombra callada de una historia rural,
de una eterna y permanente esperanza.

Extremadura de tierra y mano abierta,
de besana infinita, de parrales y barros
en el sur desgranado de su cuerpo.

Extremadura de sierra y río,
de jara y encina,
de nieve y cerezo en flor
en la luz de su norte altanero,
sonoro de silencios.

Por la puerta natural de su historia,
Extremadura se levanta orgullosa,
generosa de piedra y sombra
y va dejando un reguero de pueblos
salpicados de cultura popular.

Vestigios de un tiempo pasado,
construidos a soga y tizón,
sobre la piedra eterna de sus monumentos.

Extremadura, vía pecuaria de ilusiones,
de retos, de nostalgias y de proyectos.

Extremadura, perenne trashumancia de horizontes nuevos.
Manos tendidas a compartir amaneceres.

Extremadura, escenario nostálgico de mi niñez,
dulce recuerdo de mi infancia.

Extremadura madre, tierra madre,
donde habitan, eternas, como surcos del aire,
las raíces amorosas de mi árbol familiar


Un besito Rosa